top of page

Estimular la Morfología es importante para el Desarrollo de la Lectura y Escritura.


En los últimos años la investigación muestra los fundamentos lingüísticos del desarrollo de la lectura, destacando el papel de las habilidades fonológicas y el vocabulario como predictores significativos del rendimiento en lectoescritura.


Desde este punto de vista, las habilidades fonológicas adecuadas son un requisito previo para el desarrollo de representaciones fonológicas óptimas de las palabras en el léxico mental y, como consecuencia, del desarrollo de la lectura.


Sin embargo, resientes estudios han demostrado que las habilidades fonológicas no son las únicas necesarias para un correcto procesamiento lectoescrito, sino también la conciencia morfológica es un Predictor de la comprensión del lenguaje.


La conciencia morfológica se ha convertido en un importante contribuyente a las habilidades de lectura y comprensión de palabras.


Pero ¿Qué es Conciencia Morfológica?

La conciencia morfológica es el reconocimiento, la comprensión y el uso de las partes de las palabras que tienen significado, pero a menudo se pasa por alto en el proceso de aprendizaje.


Por ejemplo, las raíces de palabras, prefijos, sufijos e inflexiones gramaticales (por ejemplo, -s o -es para plurales) son morfemas que pueden agregarse o quitarse de una palabra para alterar su significado.



La morfología es uno de los componentes básicos que a menudo se pasan por alto para la fluidez en la lectura, la comprensión de lectura y la ortografía.


Esta habilidad ayuda en todas las áreas de la alfabetización: decodificación, ortografía, comprensión y lenguaje oral.


Muchas veces los lectores con dificultades no pueden identificar una palabra que encuentran en el texto, a pesar de que la conocen en su lenguaje oral. Como resultado, su vocabulario expresivo sigue siendo bastante limitado en comparación con los lectores competentes que incorporan vocabulario nuevo de su lectura a su lenguaje oral.


Los lectores fuertes logran esto porque reconocen la palabra, infieren su significado y son capaces de pronunciarla. También mapean eficientemente el vocabulario de su lectura con vocabulario oral previamente conocido.


La conciencia morfológica es una parte integral de la instrucción de lectura en los niños y lo es especialmente para los niños lectores con dificultades. La instrucción explícita que integra la conciencia morfológica con el conocimiento ortográfico (por ejemplo, fonética) y la conciencia fonológica proporciona el mayor impacto.


Los niños que aprendan a dar significado a partes de las palabras estarán capacitados para ser mejores lectores.


Si necesitas ayuda con los Procesos Lectores de tu niño, Escríbenos.

¡Con Gusto te ayudaremos!



31 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page