El uso prolongado del Chupete crea dificultades del Lenguaje.


Esta es una pregunta común, y lo más probable es que puedas encontrar opiniones diferentes sobre la respuesta.


Los bebés nacen con la necesidad de succionar, y algunos bebés tienen una necesidad más intensa que otros. La succión no solo juega un papel importante en la nutrición, sino que también juega un papel importante en la capacidad de un bebé para calmarse, por lo que un chupete puede desempeñar un papel útil siempre que no se use por mucho tiempo.


Los estudios han demostrado que el uso prolongado de chupetes puede provocar un aumento de las infecciones del oído, malformaciones en los dientes y otras estructuras orales, y / o retrasos en el habla y el lenguaje.

Se recomiendo a los padres suspender el uso del chupete antes de los 12-18 meses de edad, que es cuando el desarrollo del habla y el lenguaje realmente comienza a "despegar". Además, esta es la edad en que los niños generalmente comienzan a cambiar de beber biberón a beber de taza y la edad en que también comienzan a masticar alimentos más sólidos que promoverán el desarrollo motor-oral. Prolongar el uso del mismo luego de los 2 años, puede generar retrasos del lenguaje.


De igual forma a medida que los niños se vuelven más independientes alrededor de los 2 años de edad, comienzan a desarrollar hábitos y ejercer sus propias demandas, por lo que es mejor lidiar con el problema del chupete antes de que el niño se vuelva demasiado apegado.


Te comparto algunas Sugerencias para eliminar el uso del chupete:

  • No uses un chupete como una forma de evitar que tu bebe o niño llore. Los chupetes están destinados a satisfacer las necesidades de succión intensa, no para retrasar o evitar alimentar a un niño o responder a sus necesidades.

  • Evita acostar a tu niño con un chupete. Anímalo a usar algo más para consolarse, como una manta, un animal de peluche.

  • Cuando destetes a tu hijo de un chupete, no lo dejes caminar con un chupete en la boca. Enséñale que solo pueden usarlo mientras están sentados o en una situación particularmente estresante (como visitar al médico). La mayoría de los niños pequeños quieren deambular, pero si se les enseña que deben sentarse con sus chupetes, pueden abandonarlos solos.

  • Prepare a tu hijo para deshacerse de su chupete. Establece una fecha especial (su cumpleaños, Navidad, etc.) y permita que coloque calcomanías en un calendario como una cuenta regresiva mientras disminuye gradualmente el uso del chupete.

  • Asegúrate de ofrecer mucha atención y un sustituto de la comodidad cuando sea necesario. Muchos niños responderán a estas sugerencias y se deshacerán de sus chupones con lágrimas mínimas, y los beneficios superan con creces unos pocos días "quisquillosos".

Si consideras que tú niño presenta dificultades en su Lenguaje por el uso prolongado del Chupete, contáctanos. ¡Con gusto te Ayudaremos!






61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo